1

viernes, 6 de enero de 2017

COMO TENER COLABORADORES MAS RENTABLES



Algunas te vez te has preguntado ¿como puedo hacer para tener colaboradores más rentables y productivos en mi empresa?

Pero,  ¿sabías que casi el 90% de las empresas generan hasta un 70% de las pérdidas por no tener colaboradores adecuadamente entrenados, capacitados y motivados?

Pues sí, la cifra es bastante alta, bastante cierta y bastante alarmante.

Contratar a un buen colaborador y no brindarle capacitación adecuada equivaldría a comprarte un auto de lujo y no hacerle los mantenimientos respectivos. ¿Sabes qué va a pasar?, al principio todo estará de maravilla pero luego ¿qué? exacto un día dejará de funcionar adecuadamente.

A lo largo de mis 17 años de experiencia como colaborador, consultor y trainer, he podido notar que uno de los mayores problemas que tienen las empresas es el ALTO COSTO que representa una consultora de RRHH o una empresa de capacitación ya que un entrenamiento de 4 horas oscila desde los 1500 a los 5000 nuevos soles aprox. dependiendo, del tema, de las personas, del experto, del lugar, etc.

Además también están las pérdidas en horas, tiempo y dinero una vez que se capacita al personal y este se va por una mejor oferta salarial laboral. ¿Quién no ha visto un caso similar?

Pero ¿qué pasaría si tuvieras una persona externa acompañándote part time durante un periodo de tiempo, siendo tu socio inhouse, identificando oportunidades de mejora  y además con una menor inversión?

¿Suena interesante? Por supuesto que SÍ

Por esa razón he creado el METODO TOMAxION, para que los colaboradores saquen su MÁXIMO POTENCIAL, se conviertan en MEJORES PERSONAS y por consecuencia en trabajadores MÁS RENTABLES.

¿Ya pero que logra la empresa?

La empresa solo lograría:

Aumentar sus VENTAS entrenando al área comercial o de ventas en negociación, persuasión e influencia con PNL.

- Mejorar el CLIMA LABORAL entrenando a los colaboradores y desarrollando sus habilidades blandas como automotivación, comunicación, trabajo en equipo, liderazgo, flexibilidad y adaptación al cambio.

Aumentar la CALIDAD DE SERVICIO AL CLIENTE entrenando a los equipos con herramientas para generar empatía, flexibilidad, disposición, manejo de estrés y conflictos.

Casi nada :)

Por eso, si eres de los que se preocupa por aportar con un granito de arena y mejorar este mundo desde tu rol como empresario, emprendedor, ejecutivo o gerente, te invito a que me contactes para explicarte de qué se trata y cómo juntos podremos cumplir tus objetivos:

Gracias por compartirlo.

Leer más...

viernes, 23 de diciembre de 2016

NUESTRAS CREENCIAS SOBRE NAVIDAD


Recuerdo que cuando era niño mi mayor ilusión sobre la Navidad, como muchos, eran los regalos. Un mes antes con mi hermana escribíamos nuestra carta a Papá Noel y especulábamos qué recibiríamos. Nos imaginábamos y sentíamos jugando ya con los regalos que habíamos pedido y seguramente obtendríamos porque nos habíamos “portado bien y sacado buenas notas”. 

Recuerdo también que próximos a las doce, se escuchaban por todos lados el ruido de los cohetes, arrancadores, silbadores y demás. Después del abrazo de las doce me parece aún sentir en mi pecho la emoción de subir a nuestros cuartos a ver qué nos había dejado Papá Noel sobre la cama. Tengo aún la sensación del miedo de imaginar, ¿y si me lo encuentro cara a cara? ¿qué le voy a decir?. Por eso mi papá subía adelante y mi hermana y yo íbamos de tras como protegiéndonos por cualquier eventualidad, mientras los cohetes y las luces iluminaban todo el cielo. 

Una vez que llegábamos hasta nuestros cuartos grande era la sorpresa corroborar que Papá Noel, nos había traído lo que queríamos. Nos abrazábamos, bajábamos a cenar y a compartir con la familia. Estábamos todos felices.

No recuerdo bien cuando, pero un día me dijeron o descubrí que ese señor de barba blanca era solo una ilusión en la cual yo creía y que mis padres con mucho cariño se habían esmerado en sembrar en mí. 

Hoy sentado aquí en mi escritorio recuerdo esos momentos. Pero también se me vienen a mi mente una pregunta, ¿cuántas creencias más mis padres habrán sembrado en mí?.... Y no solo creencias, si no tal vez sus miedos y dudas que me han transmitido sin querer con el mayor de los cariños, tan solo para que yo crezca y sea feliz. “Cuidado hijo, la gente puede hacer mucho daño” “Cuidado hijo, la vida es dura” “Cuidado hijo, el dinero no es fácil”, etc.

A veces vamos por la vida creyendo o teniendo la seguridad que tal o cual cosa es así y así debe ser, sin saber quizá que es una creencia que nuestros padres nos dijeron o que aprendimos de ellos. A muchos, esas creencias nos limitaron y no nos dejaron salir adelante.

Hoy puedo decir gracias mamá, gracias papá por inculcarme y transmitirme sus creencias y valores pero hoy también puedo elijo tener mis propias experiencias para tomar mis propias decisiones. 

Un fuerte abrazo y felices fiestas!


Leer más...

lunes, 28 de noviembre de 2016

¿NUESTRAS EXPERIENCIAS DE NIÑOS INFLUYEN DE GRANDES?




Recuerdo que cuando era niño uno de mis dibujos favoritos, y seguro el de muchos, era sin duda Comando G (cuyo nombre original es Gatchaman y cuyo  título varió en algunos países de acuerdo a la traducción que le daban: Fuerza G, La Batalla de los Planetas, Comando Águila, etc), por lo menos así es cómo yo los recuerdo y desde mi perspectiva seguiré contando mi historia.

Comando G estaba principalmente conformado por Jimmy, Keyop (pronunciado Kio), Jason, Max y Princesa y cuenta la historia de "5 jóvenes y su robot, cuya misión es la de proteger, la tierra de los ataques, de seres de otras galaxias" (letra de Parchis).

Yo creo que debo haber tenido unos 5 años aproximadamente y cursaba el "kinder" en el Colegio María de la Encarnación en Salamanca y, como mis papás trabajaban, una vecina que vivía frente a mi casa (que en paz descanse) me recogía del colegio. Pero no me recogía solo a mí, también recogía a sus 2 hijos y 2 sobrinos. 

Eramos 5 niños, yo el más pequeño y el menor de todos, que veníamos saltando por las calles y quien sabe haciendo travesuras. Un día a uno de ellos se le ocurrió que "jugaramos a ser" Comando G, y empezaron todos casi al unisono, "yo soy Jimmy, yo soy Kio, yo Jason, yo Max" y de repente los 4 voltearon a mirarme, ¿saben quien faltaba? Así es, Princesa, y a qué no saben a quien le asignaron ese personaje... Efectivamente uno volteó y dijo en voz alta "Tu eres princesa", "Jajajajajajja" todos se empezaron a reír de mí y yo, obviamente con mis 5 años, me puse a llorar. 

El consuelo lo encontraba en brazos de mi vecina que me decía que no les haga caso, que eran unos fastidiosos y que no sabían lo que decían. Ella me defendía de sus hijos y sus sobrinos y que, si lo comparamos con la situación actual, algunos dirían que se trataba quizá de una especie de mini bullying.

En fin, no recuerdo si fue una o varias veces pero ya cuando estuve mayor recordaba ese episodio cómo anécdota de la infancia  y cuando se los contaba a mis amigos, los hacía reír y me reía yo también, pues entendía que ya lo había dejado atrás y que simplemente eran cosas de niños.

Pasó el tiempo, conocí estás herramientas y técnicas de Programación Neurolingüística (PNL), co-creadas por John Grinder y  Richard Bandler y un día me dí cuenta que a veces estaba como a la defensiva y que cuando percibía que alguien me iba a contestar mal o atacar, obviamente según yo, automáticamente sacaba mis guantes y me ponía a la defensiva esperando el golpe para poder contestar. 

Tomé consciencia de ello y quise trabajar este tema. Mi socia Claudia, me ayudó a hacer una técnica de PNL llamada Línea de la Vida, dónde regresas a un evento o eventos del pasado donde se pudo haber originado o iniciado aquellas reacciones o comportamientos. Grande fue mi sorpresa cuando en plena técnica, ¿a qué momento creen que llegué? Pues sí a ese momento que les conté líneas arriba. Sin darme cuenta "ese niño interno" aún no había sanado y seguía llorando de manera inconsciente por las experiencias que vivió. 

Por increíble que parezca, una vez que se termina el proceso, se "sanan esas emociones" y "se deja ir" a ese niño habiendo reencuadrado la experiencia negativa a una positiva, tus reacciones inmediatas empiezan a cambiar pero de manera automática, sin que te des cuenta, podría decirse de manera inconsciente, y a veces, no te das ni cuenta hasta que otra personas te dice "oye en otro momento hubieras reaccionado completamente diferente, ¿estas bien?"

Entonces para responder la pregunta ¿nuestra experiencias de niños influyen de grandes? TOTALMENTE!, pero ojo, no es lo que vivas, si no cómo TÚ lo viviste, es decir, cómo lo interpretaste y sobre todo que sentiste en esos momentos. 

Sin darnos cuenta vamos por la vida reaccionando de una manera, creyendo que somos así y hasta a veces culpando a los otros (ver post: "YO NO FUI FUE TETÉ"), sin saber que quizá existe una experiencia vivida (que incluso podemos hasta no recordarla conscientemente) que haya hecho que HOY reaccionemos y nos comportemos de determinada manera, donde a veces incluso, herimos a los que más queremos.

Hoy me siento orgulloso de decir que hemos ayudado a muchas personas a liberarse internamente a través de estás herramientas y es reconfortante ver cómo las personas comienzan a experimentar cambios, a mejorar, a reaccionar diferente y los más lindo de todo esto es que NO es necesario que cuenten la experiencia vivida para que ésta pueda sanar.

P.D. No me creas!



Aquí les dejo el intro de la serie Comando G interpretada por Parchis



Leer más...

jueves, 10 de noviembre de 2016

NEUROTIP DE PERSUASIÓN #1: LA DOBLE ALTERNATIVA




Es un hecho que cuando negociamos (en todo ámbito) tenemos que estar preparados y tener las herramientas adecuadas. Por eso aquí te dejo este videopost:  La Doble Alternativa.

Esta herramientas bien usada siempre funciona. Disfrútala!





Leer más...

domingo, 6 de noviembre de 2016

ATRÉVETE SOLO POR HOY




Muchas veces en nuestro seminarios y entrenamientos cuando compartimos con las personas qué es lo que tenemos que hacer durante cierto tiempo para cambiar nuestras vidas, veo en sus caras y puedo decir, sin temor a equivocarme, que piensan cosas como:
"Asu, ¿todo eso?", 
"¿Tantos días?" 
"¿Por qué tanto tiempo?"
"¿Y si no me funciona?"

Por eso en vez de esforzarte en pensar en todo lo tienes que hacer por delante, enfócate en  hacerlo #SOLOPOR HOY:





Leer más...

lunes, 24 de octubre de 2016

¿LAS VENTAS NOS SACAN RONCHA?



A menudo cuando he entrenado diferentes empresas  he visto que cuando se les dice que levanten las manos quiénes son vendedores, solo unos poquitos lo hacen. La gran mayoría no nos reconocemos como tales. Quizá algo bastante lejos de la verdad.

Seguro que alguna vez hemos escuchado a personas decir: "A mi las ventas no me gustan" "Yo no sirvo para las ventas" "Las ventas no es lo mío"... Pues yo era una de esas personas que decía las 3 cosas. Ni bueno ni malo.

Pero ¿qué pasa en nuestro cerebro con respecto a las ventas?¿Por qué algunos "nos enronchamos" cuando se habla del tema? Parece que tuviéramos un rechazo a la palabra "ventas". Tanto así que los anuncios en los periódicos se toman un tiempo para que los trabajos de ventas digan "Ojo no es ventas" 

Quizá el rechazo provengan de las creencias y paradigmas con respecto a lo que oímos desde niños sobre las ventas:

"Tanto estudiar para que termines de vendedor"
"Tan mal te ha ido que andas de vendedor"
"Hasta que encuentres un buen trabajo, aunque sea métete de vendedor", etc

Simplemente creencias que se tienen metidas en el inconsciente.

Tan es así que ni siquiera las mismas empresas los reconocen como vendedores y algunas les dan nombres como:

"Asesor financiero" (ventas)
"Asesor inmobiliario" (ventas)
"Ejecutivo de cartera" (ventas)
"Funcionario comercial" (ventas)
"Ingeniero de pre-venta" (ventas)

Seguro conocemos personas que son gerentes de agencias bancarias o gerentes comerciales y adivinen sus indicadores de qué son. Pues sí, efectivamente de colocación, promoción y ventas de productos y servicios financieros.

Pero lo que muchos no nos damos cuenta es que la mayor parte del día, durante muchos horas "nos vendemos". ¡Sí! nos vendemos, con nuestros compañeros de trabajo, con nuestros amigos, con nuestros clientes, con nuestros jefes, con nuestras novias, etc.  Es más algunas nos compran y terminamos casándonos.

Los profesionales independientes como doctores, consultores, ingenieros, tienen que vender su servicio si no nadie llega a verlos ni a consumir sus productos. Incluso si nos jactamos de ser dependientes y creemos que nunca hemos vendido, estamos seguros que algún día hicimos un CV y vendimos nuestro tiempo y conocimiento a la empresa para la que ahora trabajamos (y a veces vendimos mal nuestro tiempo...)

T. Harv Eker en su libro "LOS SECRETOS DE UNA MENTE MILLONARIA" dice que las personas que tienen altos ingresos y que son millonarios entienden que las ventas es uno de los negocios más rentables del mundo ya que todo en esta vida es una venta.Y además dice, que si no te gusta las ventas, es muy probable que no tengas el dinero que deseas o tu situación no es la que quieres.  Finalmente concluye este tema diciendo: "La gente que tiene problemas con todo lo que sea ventas y promoción por lo general están sin dinero"

Te invito a que analices cuáles son tus creencias y paradigmas acerca de los vendedores y las ventas. Si quieres comenzar a salir de tu zona cómoda, solo por hoy atrévete a vender o promocionar algún producto,servicio o idea que por temor, roche o miedo hayas dejado de lado. Recuerda que saber negociar, influir o persuadir es importante para surgir y tener éxito (y ojo las 3 palabras están relacionadas a ventas).

Finalmente recuerda que:

"Si de cada vez que tienes la oportunidad de ofrecer algo…
solo te atrevieras la mitad de las veces… 
y de esa mitad, solo el 10% te escuchase….
Hoy tendrías 3 veces más de lo que tienes ahora!"


P.D. No me creas!


Leer más...

lunes, 10 de octubre de 2016

¿DE QUÉ DEPENDE NUESTRO ESTADO EMOCIONAL?


Estoy seguro que más de una vez hemos escuchado frases como "Yo soy como soy y así me quiere la gente, y si no que pena pues" o tal vez "Yo nací así" o esta que me gusta mucho  "Soy igual de ..... que mi......" o por último "Yooooo soy rebelde porque el mundo me hizo así..."

Quizá nada más lejos de la verdad. Algunas personas no son conscientes que sus resultados en la vida a nivel de salud, dinero y amor dependen de sus acciones, de sus comportamiento, de sus conductas. Pero lo que la mayoría desconoce es que esas conductas y comportamientos depende del ESTADO EMOCIONAL en que nos encontremos. 

A veces estamos felices, optimistas, con mucha fuerza y nos sentimos llenos de energía y por el contrario hay veces que nos sentimos tristes, apáticos, coléricos, frustrados o simplemente "depres".

Pero ¿de qué depende?

Muy pocas personas saben que nuestro ESTADO EMOCIONAL depende básicamente de 2 cosas fundamentales: de nuestra FISIOLOGÍA y de nuestras REPRESENTACIONES MENTALES INTERNAS. Si ya lo sabías te felicito y si no date una palmada en el hombro y dite a ti mismo "Qué bueno que estoy leyendo esto!"

Cuando hablamos de FISIOLOGÍA, me refiero a nuestro cuerpo, a nuestra postura, a la manera como nos sentamos, como respiramos, como caminamos, la tensión en nuestros músculos, la mirada , etc. La gran mayoría de nosotros cuando tenemos problemas , nos sentimos tristes o bajoneados, siempre miramos hacia abajo, con la espalda encorvada, tomándonos la cabeza y encogiendo los hombros hacia adelante. Este es un patrón de postura corporal conocido.

Recuerda que nuestro cuerpo expresa lo que las palabras y las emociones callan. Incluso la OMS reconoce hoy a más del 70% de enfermedades como de origen emocional.

¿Cómo empezar a cambiarlo? 

Cuando te encuentres en una situación que no es grata, AYÚDATE CON TU CUERPO. Es decir, levántate, cambia de posición, mira hacia arriba (nadie llora mirando hacia arriba), estira los bazos (como si hubieras ganado 10 mil dólares), cambia tu patrón de respiración y esboza una sonrisa, así no te la creas. Verás que en pocos segundos comenzarás a sentir algo diferente, una energía agradable y por increíble que te parezca te sentirás mejor. Cambiando tu FISIOLOGÍA cambiarás tu ESTADO EMOCIONAL. 

Es tan sencillo que la gente no se lo cree. Por ejemplo si vas manejando, se te cruza un imprudente que te saca de tus casillas y reniegas, inmediatamente mírate al espejo y sonríe, así te parezca tonto y verás como en pocos segundos empiezas a cambiar tu ESTADO EMOCIONAL. Por favor no me creas....hazlo y me cuentas.

Por otro lado dijimos están las  REPRESENTACIONES MENTALES INTERNAS. 

Si alguien nos dijera que le contemos cómo fue nuestro día de ayer, seguramente cualquier cosa que digamos sería un “mito”. ¿A qué me refiero con esto? A que cualquier experiencia que vivamos cuando ingresa por nuestros sentidos (lo que veo, lo que siento y lo que oigo) y antes de llegar a nuestra neurología, está filtrada por nosotros y le aplicamos juicios de valor. Por lo que la experiencia  que vivimos y contamos siempre es subjetiva y es nuestra percepción de la realidad (no la realidad objetiva) la que viviremos y expresaremos.

Nuestra percepción de la realidad está condicionada básicamente por nuestra crianza, por nuestros valores, por nuestras vivencias, por lo que nos dijo papá, mamá, abuelos o la persona con quien nos criamos. Estas percepciones se convertirán a la larga en nuestros constructos mentales, mapas neurológicos y se constituirán en nuestras REPRESENTACIONES MENTALES INTERNAS de cada situación.

Por lo tanto, lo que “creamos” sobre cierta situación (sea real o simbólica), se convertirá en real (para nosotros), afectará nuestro ESTADO EMOCIONAL y por consiguiente nuestras conductas, comportamientos y acciones. Solo cuando logremos cambiar nuestras REPRESENTACIONES MENTALES INTERNAS (también llamadas paradigmas o creencias), podremos ver la realidad de una manera diferente y seguro que más placentera.

Ahora te pregunto ¿de quién (no de qué) crees que depende tu estado emocional? Si aún no lo has descubierto te invito a que vuelvas al primer párrafo. 

P.D. No me creas.


Leer más...

viernes, 16 de septiembre de 2016

7 CLAVES PARA ARRUINAR NUESTRA RELACION DE PAREJA

(ADVERTENCIA: si hace lo contrario podría correr el riesgo de tener una relación larga y duradera)



Estoy convencido que muchos de nosotros hemos estado en una relación y hemos vivido discusiones y momentos incómodos con nuestra pareja, por eso les comparto 7 claves para que puedan contribuir a "arruinar su relación" ;)

1. Asuma y nunca pregunteEl 90% de los conflictos en la pareja tiene como origen la mala percepción del mensaje recibido. Las personas asumimos lo que la otra persona nos quiere decir, nos hacemos una percepción de lo que creemos que nos quiso decir y en base a eso reaccionamos y tomamos decisiones, muchas veces equivocadas.
“¿Amor puedes ser más considerada?”dice él. “Claro que sí” dice ella. A partir de ese día ella se vuelve más hacendosa en la cocina, en la lavandería y en la casa. Al cabo de un mes él vuelve a decir: “Amor no te dije que fueras más considerada”. ¿Suena familiar?

Y es que la pregunta que debió hacerse ella desde el principio es: ¿Qué es ser considerada para ti amor? Que no hagas bulla. ¿Cuándo? En las mañanas. ¿Dónde? En el cuarto y ¿Cómo? En el momento que sales de la ducha te pones las sandalias y haces ruido en el cuarto. El pedía A y la mujer hizo B.

2. Idealice a su pareja. Tortúrese preguntándose siempre, porque el/ella no es así como yo quiero o espero. Y es que está demostrado que biológicamente, somos diferentes. El hombre por ejemplo posee visión de túnel mientras que la mujer visión panorámica y es por eso que muchas veces el hombre nunca encuentra algo cuando la mujer se lo pide y la mujer siempre “tiene ojos hasta en la espalda”. 
También está comprobado que la mujer habla entre 14 y 16 mil palabras al día mientras que el hombre solo entre 3 y 5 mil. La relación es casi de 3 a 1. El tema viene cuando el hombre normalmente se las gasta fuera de casa en el trabajo y es por eso que no es raro escuchar “¿Amor como te fue en el trabajo? ¿Que tal la pasaste?” Y el hombre solo contesta: “Bien”. Porque somos diferentes. En cambio la mujer no se puede ir a dormir sin gastarse la cuota de palabras del día (¿o no?)

3. Deje que la rutina los envuelva. Haga siempre lo mismo. Nunca varíe. Y menos en la intimidad. Total en la repetición está el gusto dicen. Así de esta manera la vida se tornará en una rutina y cuando menos lo esperen, todos los días serán iguales y aburridos. No salgan a cenar, no pasen tiempos ambos juntos y jamás se les ocurra hacer nada espontáneo.

4. Jamás le exprese cuánto ama a su pareja. Total el/ella ya lo sabe. Así acabará más rápido la relación. Y es que a las personas les gusta escuchar para poder sentir, así sean mil veces la misma frase o la misma afirmación. Pero si desea aburrir a su pareja cada vez que le pregunte lo mismo contéstele “¿Acaso ya no te dije que sí?” y así asegurará el fracaso de su relación.



5. Nunca hable del conflicto y espere a que se resuelva solo. Así puede ir acumulando y acumulando agua en el vaso, y cuando este se derrame, discutirá por todas las cosas que han pasado y será más fácil sacar en cara los temas no solucionados. Esto garantiza el deterioro de la relación.

6. Enfóquese en lo negativo y en sus defectos. No recuerde los detalles lindos por los cuales se sintió atraído a su pareja, ni su sonrisa, ni su ternura ni cómo lo/la hace sentir. En lugar de ello enfóquese en todo lo malo que tiene y hace, en la tapa del baño, en los pelos en el jabón, en la pasta de dientes abierta, en lo desordenada que es, en lo impuntual que es, en lo impulsiva que es. Le garantizamos que esta es la manera más segura para desenamorarse de la persona: enfocarse en lo negativo.

7. Cuando discuta utiliza palabras como SIEMPRE, NUNCA y TODA LA VIDA. Estos absolutos ayudan a reforzar las creencias que SIEMPRE discuten por lo mismo, que NUNCA van a cambiar y que TODA LA VIDA han venido comportándose igual. A medida que más los use, más se volverán real para usted. Por eso si quiere asegurar un distanciamiento, úselos a menudo con confianza.


A veces nos equivocamos pues nadie nos enseña a ser la pareja ideal. Amemos a nuestra pareja y aceptémosla tal y como es. Si vamos a intercambiar opiniones, discutamos pero no peliemos.

(Como consejo adicional, desde hace poco hemos hecho un acuerdo de que antes de cerrar los ojos, nos agradezcamos por los detalles y luego nos pidamos perdón por lo que pudo haber sucedido en el día, así las cosas no se acumulan: Funciona!)


Leer más...

viernes, 9 de septiembre de 2016

LO QUE NO VEMOS DE NOSOTROS MISMOS



Siempre me había jactado de ser una persona buena, de alguien buena gente, de ser el buenito, el que nunca le hace nada malo a nadie. Sí ese era yo. Pasaba por la vida creyendo que debería ser como el resto o que debía complacer a todos. Me empeñé en ser el que a todos los caía bien. Siempre decía y aparentaba decir y hacer cosas pero para quedar bien con los otros y mostrar una imagen, una pose. Lo hice tantas veces y me lo repetí tanto, que terminé creyendo ser alguien que no soy.

Así pasé muchos años de mi vida. No fue si no hasta que me encontré con C. que un día me encaró como nadie lo había hecho. Yo le había dicho que quería mudarme, pero en el fondo solo tenía excusas para no hacerlo, por miedo o por no sé qué. 

Un día C. me preguntó si me iba a mudar y contesté que sí pero que no encontraba cochera y por eso no lo hacía. C. entonces me ayudó a encontrar una cochera cerca del lugar que había elegido para mudarme. Cuando subí al auto me preguntó que si ya con eso podía mudarme y yo contesté que no lo sabía, que estaba evaluando, que puede ser a lo que C. me dijo "Tú me comentaste que si conseguías cochera te mudabas, ahora ya la tienes, ¿hablabas en serio o solo eran palabras? ¿Te vas a mudar o no?"  Me quedé sin palabras, nadie me había "sacado al fresco" como lo hizo C. No tenía argumentos, no tenía excusas. Finalmente por orgullo tuve que mudarme solo.

No sé si era por miedo a mudarme solo, por simplemente decir que vivía solo o porque pensé que finalmente iba a tener mi propio espacio, pero no estaba convencido de lo que sentía cuando dije que quería mudarme. Me comencé a dar cuenta que muchas de las cosas que decía no hacía. Que solo aparentaba una imagen pero en el fondo creía y pensaba otra cosa. No era coherente conmigo mismo. (ver post ¿Estamos viviendo en coherencia?)

Desde ese momento comencé poco a poco a tomar consciencia de las cosas que había dicho y hecho en el pasado. Las personas que había herido con mis comentarios o con mis acciones, personas de las que había hablado mal a sus espaldas, personas con las que había salido pero que no me comprometía (quizá por cobarde) pero que seguro en el fondo las había herido. 

Me di cuenta hace poco que nosotros nos vemos de una manera, pero las personas con las que más interrelacionamos nos ven de otra. Necesitamos a veces que alguien nos haga ver y tomar consciencia de qué estamos haciendo mal pues hay una venda que no nos permite ver más allá. Necesitamos de alguien de fuera que pueda ver nuestro bosque, porque a veces nosotros estamos medios perdidos entre los árboles. 

Si deseas saber quien eres empieza preguntándote: "Si XX estuviera aquí en frente de mí, qué diría de mí, qué me diría sobre mis virtudes, sobre mis defectos, sobre dónde debo mejorar...". Quizá viéndonos a través de los ojos del otro, podamos empezar a vernos de una manera diferente, tomar consciencia en qué estamos equivocados y comenzar a ser mejores cada día.

(Mientras escribía este post vinieron a mi mente personas del pasado y del presente que ahora sé que las lastimé con mis palabras o mis acciones. Si eres una de ellas y estas leyendo este post solo quiero decirte una cosa de corazón: PERDÓN)



Leer más...

viernes, 2 de septiembre de 2016

YO NO FUI, FUE TETÉ



Por conocida y graciosa que suene esta frase, encierra en lo más profundo una de las creencias que limitan seguramente a más de una persona. Desde que somos niños nos enseñan a deslindar responsabilidades, a culpar al resto de nuestros actos.  De hecho culpar y justificarse es el deporte favorito de más de uno.

El otro día vi como un niño se resbaló y se cayó. Cuando la mamá llegó para consolarlo, comenzó a "pisotear" al piso al mismo tiempo que decía “Piso malo”, "Pégale al piso que te golpeó" ¿Les suena familiar? ¿Cuál creen que es el mensaje que está recibiendo ese niño? Sí efectivamente, que la culpa y la responsabilidad siempre la tiene "el otro". ¿Qué creen que va a pasar si esta escena se repite constantemente y ese niño llega a tener 20, 30 o 40 años? (ver también 7 Consejos Para Criar Niños Inseguros y Con Poca Autoestima)

Muchas veces también decimos y escuchamos frases como “se” cayó el vaso, “se” rompió el adorno, “se” acabó el champú, como si los objetos inanimados tuviesen vida y por voluntad propia decidieran caerse, romperse o acabarse. Definitivamente hay un responsable detrás. ¿Quién creen que es?

Y en la vida cotidiana, ni que decir, frases como “no sonó el despertador” “el tráfico estaba pesado” y la que más me gusta “el avión me dejó” (pobrecito lo dejaron solito. Tanto así que en inglés no se dice "the plane left me here, alone". Se dice "I lost my flight: Yo perdí mi vuelo") 

Sin darnos cuenta,vamos por la vida sin tomar consciencia que somos nosotros los responsables de no poner el despertador correctamente, de salir tarde y agarrar tráfico o de perder el vuelo casi en el 99% de las veces.

A menudo estoy seguro que han escuchado a personas soltar frases como “mi marido me enferma”, “mis hijos me dan cólera”, “mi jefe me pone de mal humor”, “la tecnología me estresa”, etc. Sin darnos cuenta que el poder está en nosotros y no en ellos. No son ellos, somos nosotros. El marido no me puede enfermar, mis hijos no me pueden dar cólera, mi jefe no me puede poner de mal humor, la tecnología no me puede estresar si yo no se lo permito. 

A quién le estoy dando el poder sobre mi estado emocional, ¿a ellos? Hasta que no cambie mis creencias y tome consciencia de que nadie me puede enfermar, dar cólera, ponerme de mal humor o estresarme si yo no se le permito, seguiremos viviendo en ese mismo círculo vicioso creyendo que es el otro el que tiene que cambiar y no yo.

¿Pero sabes qué es lo más bonito de todo esto, de saber que el responsable soy yo? Que cuando yo lo decida, yo lo puedo modificar, y yo lo puedo cambiar. Ya no dependo de que el otro cambie. Dejaremos de ser víctimas circunstanciales de la vida, de la mala suerte o del mal karma y finalmente entenderemos que el poder lo tienes tú y eres tú quien decide. Si no lo crees, tranquilo, descuida, no te preocupes, a ti nunca te va a pasar.

Leer más...